Criatura de Isla

un sitio para descubrir las palabras que construyen una isla.

Canciones y (re)nacimientos

7 comentarios

Existe una tribu en África, donde la fecha de nacimiento de un niño no se toma como el día en que nació, ni como el momento en que fue concebido, sino como el día en que ese niño fue “pensado” por su madre. Cuando una mujer decide tener un hijo, se sienta sola bajo un árbol y se concentra hasta escuchar la canción del niño que quiere nacer. Luego de escucharla, regresa con el hombre que será el padre de su hijo y se la enseña. Entonces, cuando hacen el amor con la intención de concebirlo, en algún momento cantan su canción, como una forma de invitarlo a venir. Cuando la madre está embarazada, enseña la canción del niño a la gente del lugar, para que cuando nazca, las ancianas y quienes estén a su lado, le canten para darle la bienvenida. A medida que el niño va creciendo; cuando el niño se lastima o cae o cuando hace algo bueno, como forma de honrarlo, la gente de la tribu canta su canción. Hay otra ocasión en la que la gente de la tribu le canta al niño. Si en algún momento de su vida, esa persona comete un crimen o un acto socialmente aberrante, se lo llama al centro de la villa y la gente de la comunidad lo rodea. Entonces le cantan su canción. La tribu reconoce que la forma de corregir un comportamiento antisocial no es el castigo, sino el amor y la recuperación de la identidad. Cuando uno reconoce su propia canción, no desea ni necesita hacer nada que dañe a otros. Y así continua durante toda su vida. Cuando contraen matrimonio, se cantan las canciones juntas. Y finalmente, cuando esta persona va a morir, todos en la villa cantan su canción, por última vez, para él. 

Puedes no haber nacido en una tribu africana que te cante tu canción en cada una de las transiciones de tu vida, pero la vida siempre te recuerda cuando estás vibrando a tu propia frecuencia, y cuando no lo estás. Sólo sigue cantando y encontrarás tu camino a casa.

Autor: Criatura de isla

Mujer, cubana, escribidora (a saber: periodista, narradora, poetisa).

7 pensamientos en “Canciones y (re)nacimientos

  1. Shei, bello post, así ocurre con las canciones, renacen en cada historias de vida y la gente que se adueña de ellas, las repiensan y las hacen renacer, sin importar los años de su creación.

  2. Querida Mary, esta historia me la encontré en el muro de fb del amigo Alexis Díaz Pimienta y me pareció tan bella que no me pude resistir y me la traje al blog. Hacía días que no lo actualizaba y me pareció el mejor pretexto para volver. Y es tan importante hallar nuestra melodía, la nota con la que mejor sonamos, que quise dejarlo acá para que no se me perdieran estas palabras que son como un faro. Besos y abrazos para ti.

  3. AL fin!!!!!!!!!!!
    ¿Qué decirte, Sheyla? Esta historia me ha fascinado, en serio.
    La copio para llevársela a mi mami, y de paso le preguntaré cuál es mi canción… Un beso grande.

  4. precioso Shey…. gracias por compartir la historia

  5. Mi madre está enamorada de este post, Sheyla. Yo también. Con tu permiso, lo copio para guardarlo y leerlo en esos momentos en que necesito palabras para leventar el ánimo.
    Un beso grande.😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s