Criatura de Isla

un sitio para descubrir las palabras que construyen una isla.

El estribillo de la guagua: “Córrase ahí caballero, echen un paso pa´trás”

6 comentarios

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


No se por qué alguna gente/ no se puede soportar/ cuando la guagua que espera /no acaba de llegar
Hasta hace poco tiempo todas las guaguas que me llevaban hacia mi casa y me traían de vuelta al otro día, al centro de la ciudad y la vorágine laboral, eran azules. Mis queridos P12 o P16. Sus nombres más que a rutas de ómnibus me sonaban a algún complemento vitamínico.
Algunos preguntan ¿último? / otros no hacen la cola / y hay quien a veces le falta / el respeto a una señora
Debido a los reajustes que se han hecho con el transporte por deficit de guaguas, de piezas de repuesto, de combustible y otros tantos dolores, las P12 y P16 ahora son de los más variados colores, marcas y hacen recorridos diversos, limitados, en variantes A o B.
A fijarse que la guagua / ya viene por la rotonda / sale arrollando la gente / como si fuera en la conga
Se rescataron las antiguas Girón, aquellas guagüitas rusas, de las escuelas al campo, donde tan bien sonaban las maletas de palo y los jarros de aluminio, que ahora van directamente hasta G y 25 en el Vedado, aunque a veces si es muy temprano llegan nada más hasta 100 y Boyeros, según el chofer.
Para subir a la puerta / se empujan unos a otros / y a veces sufre la guagua / desfiguración de rostro
Otras rutas de la urbe habanera prestaron sus esqueletos anaranjados, verdes, rojos, para transportarnos a los que vivimos más allá del puente de 100 y Boyeros. Por eso ahora, los que se montaban sin siquiera pensarlo demasiado cuando se acercaba la mole azul, ahora suspicaces preguntan con pelos y señales el camino. Nadie quiere hacer un viaje que no es el suyo y perder más tiempo del necesario tratando de enderezar el rumbo en otro carro. A estos se añaden los que están de visita en la capital, quienes miran desorientados a la gente en su maratón diario tras las guaguas, para tras un instante de indecisión emularlos en la carrera.
Y en la próxima parada / nadie se quiere correr / y muchos miran las caras / cuando se irrita el chofer
Y dentro de los dromedarios actuales, primos hermanos de aquellos singulares “camellos” que se adueñaron de la Habana en lo más cruento de nuestro período especial de los años noventa, es donde ocurren las verdaderas historias de amor y de guerra, de horror y misterio, de risa contagiosa y lágrima fácil; que joroban el día o le ponen la pizca de pimienta necesaria para que la jornada valga la pena.
Córrase ahí caballero / echen un paso pa’ tras / por qué no dan el asiento / a la vieja Caridad
Tal como dice esta canción, que desde que empecé a escribir me ronda en la cabeza, en la guagua son panes de cada día los apretujones, la solidaridad espontánea o pedida a punta de grito destemplado para que le cedan en asiento a una señora a punto del desmayo o una muchacha con un niño en brazos, el choteo, las historias contadas a voz en cuello para que todos los presentes nos enteremos, los trajines de los vividores que buscan las carteras ajenas o arrimarse a la anatomía de alguna mujer hermosa, el uso sin consideración de nuestro tiempo por parte del chofer, la muestra más leal de la riqueza de nuestro español y de las variantes más inusitadas a las que el pueblo lo somete enardecido porque la guagua siguió de largo o le pisaron un cayo del pie al que iba pidiendo permiso para bajar.
Que tú va ver, que tú verás / echen un paso pa’ tras / echa un pasito para atrás mi gente / echen un paso pa’ tras / para que se acomoden los del frente
Punto y aparte merece la convivencia de los más variados géneros musicales dentro de la guagua. Estos van desde el romanticismo más meloso, impuesto por el chofer de turno y que nos asalta desde las bocinas del omnibus, hasta el reguetón más insultante y mediocre que atruena desde los celulares de los viajeros, sobre todo los más jóvenes. Si en los ochentas deambulaban los radios y las grabadoras sony importadas, ahora los teléfonos móviles son la mayor pesadilla los que prefiriríamos hacer nuestro trayecto en silencio, amenizándolo con las imágenes siempre nuevas o viejas -según se prefiera- de una ciudad que amamos.
Yo sé que la gente buena / tiene cultura / es por eso que a la guagua / no le rayan la pintura

About these ads

Autor: Criatura de isla

Mujer, cubana, escribidora (a saber: periodista, narradora, poetisa).

6 pensamientos en “El estribillo de la guagua: “Córrase ahí caballero, echen un paso pa´trás”

  1. Muy buen post, t felicito, me has recordado cada uno de mis viajes en guagua…

    El que no ha estado en mi tierra,
    no sabe de la dulzura,
    ni del “olor” que se pega cuando viajas en guagua por Cuba.
    El que P12 no viaja… no sabe lo que es la vida!!!

  2. Esa es Cuba, y si algún día mejoraran las guaguas seguro se extrañarán los apretones, pisotones…y todo lo que sabemos que ocurre en un carro grande donde las personas casi se suben unas encima de otras. Además de extrañar ese gran estribillo “Córrase ahí caballero, echen un paso pa´trás”.

  3. En fin que sí, que es identidad de La Habana esas guaguas como lo es la Giraldilla o los Industriales… Me gusta el artículo, me gusta que mediante este bolg le enseñes al mundo lo que es Cuba…Gracias por hacer que me vea reflejado en lo que escribiste…

    • Intenté relatar mi vivencia más allá de los estereotipos habituales. Cazar un P, cualquiera que sea su número, es como ir de safari a plena jungla, aunque en este caso las presas seamos nosotros mismos. La habana y sus cosas. Me alegra que te haya gustado y que también te hayas visto en mis palabras.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 136 seguidores